Volver
Base General de Datos de Niñas, Niños y Adolescentes - Novedades 11/05/2022
 
El derecho a ser oído: investigación sobre adolescentes en tránsito por la Justicia
 
El Centro de Delegados Inspectores (CEDIM) de la Justicia nacional penal juvenil presentó un estudio sobre NNyA judicializados, cuyo prólogo estuvo a cargo de la BGD de la Corte Suprema

   
    Imprimir

El CEDIM presentó una investigación inédita, titulada “El derecho a ser oído. Las voces de las/os adolescentes en tránsito en la Justicia penal juvenil, en la jurisdicción nacional”, el martes 10 de mayo, a las 14 hs. por Zoom y redes sociales.

El trabajo utilizó los datos estadísticos de la Base General de Datos de Niños, Niñas y Adolescentes (BGD) de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y los combinó con un estudio de campo del fuero penal juvenil de CABA. La investigación estuvo a cargo de un grupo de profesionales que integra los equipos interdisciplinarios de ese centro.

Las conclusiones del documento fueron presentadas en un acto que encabezó la presidenta de la comisión directiva del CEDIM, Silvia Gómez. Actuó como moderadora Marcela Velurtas y disertaron Claudia Romano Duffau, coordinadora de la BGD; David Perelmuter, juez del Tribunal Oral de Menores n.° 1 de la Capital Federal; Silvina Vanesa Santamaría, de la Defensoría Pública n°. 12; Gonzalo Matías Oliver de Tezanos, titular del Juzgado de Menores n.° 5, y Lucila Correa, integrante de los equipos interdisciplinarios del CEDIM.

 

Prólogo

El prólogo del documento le fue encomendado a la Dra. Romano Duffau, quien advirtió que “se ha tomado una muestra de 53 encuestas anónimas de adolescentes, que voluntariamente completaron un formulario donde se les consultaba sobre el derecho a ser oídos”.

Y continuó: “Esta es una oportunidad que invita a reflexionar sobre qué espacio y tiempo les ofrecemos (a los adolescentes) para escucharlos, para oír sus voces, más allá de los encuentros y audiencias del sistema judicial”.

Destacó también el vínculo creado entre el adolescente y los integrantes de los equipos interdisciplinarios, que no se cortó a pesar de la virtualidad de los encuentros. “No se me escapa que también ha sido un grupo muy golpeado en términos socioeconómicos durante el tiempo de pandemia, e incluso en el acceso a posibilidades de educación y asistencia a la salud, por lo que es muy importante conocer, a través de sus propias voces, ese deterioro estructural que se refleja en sus trayectorias de vida”.

Finalmente, el prólogo se refiere al derecho a guardar silencio y a que la escucha sea llevada a cabo en forma directa por todos los operadores en cada parte del proceso: la policía, los funcionarios y los jueces.

 

 Ver documento